Sin categoría

Escrito por: Irma Lozada Rincón
Docente de la Licenciatura en Arquitectura
febrero 26, 2018

Los avances tecnológicos registrados en la última década han suscitado cambios significativos en el campo de la arquitectura, provocando que los profesionales del sector se involucren cada vez más con su profesión y conquisten nuevas fronteras.

¿Qué es el Building Information Modeling (BIM)? Como punto de partida, es necesario aclarar y entender que se trata de una plataforma en la que intervienen diferentes software compatibles entre sí, los cuales se complementan a fin de gestar procesos de trabajo colaborativo que se concatenan eficientemente y que permite integrar cada una de las partes que conformarán el objeto arquitectónico, desde su concepción hasta su  finalización. Asimismo, permite contemplar el futuro mantenimiento de la construcción.

Esta plataforma se basa en el empleo de un modelo 3D inteligente, consiente el desarrollo de una nueva metodología de trabajo colaborativo a distancia y constituye una auténtica revolución para el sector, ya que, en muy poco tiempo, se logra el intercambio de información, haciendo más eficientes los procesos, abarcando los procesos de diseño y construcción.

Paralelamente, incide en la manera de pensar de quienes emplean la plataforma, pues se accede a una nueva dinámica de procesos y aproximación a la solución de necesidades relativas a la arquitectura a partir de un modelo virtual, donde participan todos los datos de las ingenierías que se requieren para la solución integral del proyecto.

Hoy en día es posible diseñar objetos arquitectónicos antes inimaginables, gracias a la escritura de algoritmos y software, con el propósito de dar respuesta al entorno y a necesidades específicas. En el mundo de la arquitectura, el desarrollo tecnológico ofrece el empleo de diferentes herramientas informáticas, en la que se trabaja mediante el modelado virtual de información, participando sistemas de información geográfica, opciones de trabajo en línea con grupos virtuales, modelos documentados de construcción, entre otros. En ese sentido, la plataforma BIM está creciendo exponencialmente y permite resultados cada vez más eficientes.

Para entender de dónde proviene la plataforma, es necesario precisar que, aunque  parece nueva en México y en países de Occidente, desde 2001 comenzó a implementarse en Europa. Fue el gobierno de Reino Unido el primero en adoptar BIM para reducir el costo de construcción en el sector público.

Sin embargo, la información respecto de las implicaciones de esta plataforma, a la cual acceden arquitectos, ingenieros y constructores, deriva en lo que publicitan las compañías que la promueven; es decir, centran sus descripciones en los diversos programas computacionales y los plug-in que participan. Esta información tendenciosa, al enaltecer sus bondades, se encarga de convencer al usuario potencial de que BIM es una metodología o un software, al grado de hacerla parecer como la panacea para la solución de los problemas de arquitectura y construcción, lo que propicia la formulación de una concepción limitada y parcializada de lo que realmente implica la plataforma.

Si bien es cierto que la plataforma BIM es un salto cuántico —como lo fue la aparición del CAD— que está repercutiendo en el método de trabajo y revolucionando la manera de concebir los proyectos y el análisis de los ya existentes, aún existen muchas lagunas en cuanto a su aplicación y su conceptualización. No obstante, es justo destacar que su correcto empleo permite concretar proyectos, abatir costos de operación, prevenir contratiempos, así como anticipar y detectar problemas; ya que emplea un modelo virtual con el cual se establecen y optimizan canales de comunicación óptimos entre todos los participantes de un proyecto.

El paso del tiempo ha dotado de nuevos saberes y la evolución de la tecnología catapulta las posibilidades, a tal grado que hoy en día todo es posible. Alcanza niveles en los que potencialices tus ideas y obtengas formas complejas a partir del respaldo de las herramientas digitales que te ofrece la UIC.

 

 

 

* Las opiniones vertidas en las notas son responsabilidad de los autores y no reflejan una postura institucional